Mamparas de ducha ,  mamparas de baño , platos de ducha e hidromasaje - Ideal Mamparas
 
   
Página principal / ¿Como elegir un plato de ducha de resinas de calidad?
Noticias
Versión imprimible Pasar ficha de PDF Enviar a un amigo
¿Como elegir un plato de ducha de resinas de calidad?  
Los platos de ducha de resinas tienen grandes ventajas pero también es importante saber elegir bien entre la enorme oferta que existe en el mercado. Le explicamos cómo.
04 de marzo de 2012

Está claro que los platos de ducha de resinas minerales tienen importantes ventajas respecto a los platos de ducha de porcelana y los platos de ducha acrílicos.
Pero cuidado, no todos los platos de resinas son iguales !!!
Puesto que no es oro todo lo que reluce, es importante saber qué aspectos son los más importantes a la hora de elegir un plato de ducha.
La elección acertada de un plato de ducha no sólo es importante por la inversión económica que representa, sino sobretodo porque es un elemento de nuestro baño que en caso de no dar buen resultado nos obligaría a realizar costosas obras para sustituirlo. Por tanto, tenemos claro que en la compra de un plato de ducha no podemos jugárnosla, hay que ir sobre seguro.
Al escoger un plato de ducha debemos asegurarnos de que sea de muy buena calidad.

Cuando tenemos que comprar un plato de ducha de resinas nos encontraremos una enorme oferta de platos de ducha que parecen iguales. Pero no lo son.


¿Cómo es el plato de ducha de resina "ideal"?

Como resultado de las características que se comentan más adelante, podríamos concluir que el plato de ducha de resinas minerales ideal debe reunir las siguientes características:

1. Acabado superficial de gel coat

2.
Estructura de resinas minerales pintadas en masa

3. Grosor entre 3 y 4 cm. en función si es enmarcado o no.

4. Tratamiento antideslizante grado 1

5. Certificación de calidad por AIDIMA



1. La cuestión clave: El acabado superficial.

Son importantes todos los aspectos comentados hasta ahora, pero si hay una cuestión fundamental a tener en cuenta es cómo está realizada la capa superficial del plato de ducha.
En el mercado existen fundamentalmente 2 clases de platos de ducha de resinas:

Platos pintados con pinturas epoxi
La gran mayoría de platos de ducha que hay en el mercado son pintados superficialmente. Marcas muy conocidas del mercado utilizan este sistema y es un acabado que en principio no debe dar problemas, pero presenta algunos inconvenientes.
En caso de que durante el proceso de fabricación del plato o durante el proceso de curación del mismo, no se realice perfectamente, la pintura de la superficie del plato puede llegar a saltar y descascarillarse obligándonos a reparar o a sustituir el plato de ducha.
En cuanto al mantenimiento y limpieza del plato de ducha presenta también algunos inconvenientes. El uso de pinturas como acabado superficial del plato hace que la cal y la suciedad se adhieran con mayor facilidad a la superficie del plato por lo que será más dificil la limpieza del mismo.
Además, el hecho de que el plato de ducha esté pintado no permite el uso de agentes limpiadores que quiten la cal ya que fácilmente podrían hacer saltar la pintura.


Platos acabados con revestimiento superficial de gelcoat

El gelcoat es un material que presenta unas características que lo hacen ideal para ser usado en los platos de ducha de resinas minerales.

El gelcoat es un material totalmente impermeable, por eso se usa comunmente en la construcción de los cascos de los barcos.

Es un material que resiste sin ningún tipo de alteración la utilización de agentes limpiadores que nos permitirán limpiar nuestro plato de ducha cómodamente eliminando cualquier resto de suciedad o cal. Su resistencia está fuera de toda duda ya que el gelcoat se usa incluso para construir depósitos de liquidos corrosivos.

Presenta mucha mayor dureza como acabado superficial contra agresiones externas.

Todas estas características del gelcoat hacen que este tipo de platos de ducha nos den la seguridad de que van a permanecer inalterables en el tiempo y que su mantenimiento y limpieza permitirán mantenerlos siempre en perfectas condiciones.


2. La composición

Casi todos los platos del mercado están fabricados con resinas minerales con una determinada composición de resinas (cuarzo, sílice, etc..) pintadas en masa.
Eso significa que la composición del plato tiene el mismo color en toda su estructura por lo que si rompieramos la superficie, el color que aparecería sería de la misma tonalidad que la superficie del plato. Esto es un aspecto básico a tener en cuenta ya que nos da una idea de que la base del plato de ducha cumple con una característica básica.


3. El grueso del plato de ducha

Los gruesos de los platos de ducha suelen ser de 3 cm. para los platos extraplanos y de 4 cm. en los platos que tienen un marco perimetral ya que éste está rebajado con un escalón de 1 cm. con lo que el grosor del plato también queda en 3 cm.


4. Grado antideslizante

Es importante que el plato además de ser de calidad, sea seguro. En este caso la seguridad viene dada por la capacidad del plato para que no nos resbalemos cuando estamos duchándonos. Es importante que el plato tenga este aspecto certificado por un instituto independiente que certifique esta propiedad. Un grado 1 de antideslizamiento es perfecto, aunque también existen platos que nos ofrecen un grado 2 para aquellas personas más exigentes.

5. Certificaciones de calidad

Teniendo en cuenta la gran cantidad de fabricantes que han surgido en los últimos tiempos y que desgraciadamente algunos de ellos no cumplen con los mínimos standares de calidad deberemos asegurarnos de que el plato se ha fabricado según unos mínimos niveles exigibles de calidad. Debemos asegurarnos de que el plato de ducha cumple con las directrices de AIDIMA.