Página principal / Noticias / Nuevas tendencias en platos de ducha
Noticias | 16 de diciembre de 2010

Nuevas tendencias en platos de ducha

Descubra las ventajas de los platos de ducha en nuevos materiales -


En los últimos años la evolución en el sector de los platos de ducha ha expermimentado un avance espectacular.
Hasta hace poco tiempo, teníamos que conformarnos con los platos de ducha de porcelana.
Sus características hacen que sean platos con medidas standard que no admiten personalización, su superficie deslizante supone un peligroso reto para mantener el equilibrio y su tacto frío supone una sensación poco agradable que nos acompaña durante lo que debería ser el relajante y agradable tiempo de ducha.

Por otro lado, disponíamos de la opción de los platos de ducha acrílicos, pero estos presentaban el inconveniente de tener unas medidas limitadas y una sensación de flexibilidad que no a todo el mundo llegaba a convencer.

Los platos de ducha de acero aparecieron en el mercado pero su éxito se ha visto frenado por la aparición de los platos de nuevos materialesy la gama de platos disponibles es escasa.

Bien, pues todo esto ha cambiado.

VENTAJAS DE LOS PLATOS DE NUEVOS MATERIALES
Actualmente se ha impuesto la superioridad de los platos de ducha de nuevos materiales.
Estos presentan innumerables ventajas respecto a los platos de ducha tradicionales:

Rigidez
Son platos que al ser macizos en la mayoría de casos, consiguen dar una sensación de rigidez hasta ahora propia exclusivamente de los platos de porcelana. Este aspecto es especialmente importante en los platos de grandes dimensiones donde otros tipos de platos suelen dar una sensación de inestabilidad y fragilidad.

Adaptabilidad al espacio existente
Muchos de los modelos permiten ser fabricados a medida de las necesidades del cliente, con lo que se hacen innecesarias prolongaciones con otros materiales como azulejos, mármoles, etc..., evitando así las juntas que siempre suponen rincones de dificil limpieza y riesgos de filtraciones de agua.
De esta forma, podrá tener un plato hecho a medida del hueco que tenga disponible en su espacio de ducha.
También conseguirá disponer de una superficie plana en toda la longitud de apoyo a la hora de instalar su mampara con lo que ahorrará tener que añadir suplementos de nivelación adicionales.

Calidez
Los materiales en los que están hechos este tipo de platos ofrecen al tacto de los pies una sensación cálida y agradable muy distinta al contacto frío de la porcelana.

Superficie Antideslizante
Uno de los aspectos que más preocupan a la hora de elegir un plato de ducha, es su grado de seguridad a la hora de usarlo. La seguridad en un plato de ducha está directamente relacionada con su grado de antideslizamiento y en este aspecto los platos de nuevos materiales tienen la máxima calificación. Las superficies son rugosas o lisas pero tienen en todos los casos tratamientos antideslizantes que en algunos casos obtienen certificaciones de grado 2, reconocimientos que están muy por encima de los valores obtenidos por el resto de tipos de platos de ducha.

Impermeabilidad
La impermeabilidad en los platos de ducha viene dada por dos factores fundamentalmente.
Por un lado, el material tiene que tener propiedades impermeables. Los materiales usados en los platos de nuevos materiales son completamente impermeables. Esto supone una importantísima ventaja respecto a los platos de ducha realizados de obra usando materiales como el gresite, las baldosas u otros ya que en estos casos la impermeabilidad la tienen que ofrecer los reverstimientos internos como son la tela asfáltica. En estos casos, la impermeabilidad solo estará garantizada en caso de que el trabajo se realice por un profesional perfectamente cualificado, pudiendo aparecer graves problemas al cabo del tiempo si no se ha realizado correctamente.

Por otro lado, la impermeabilidad de la instalación depende del correcto sellado de las juntas. En el caso de los platos de ducha de nuevos materiales, una de las grandes ventajas que presentan es que se pueden fabricar a medida de manera que podemos conseguir crear un espacio de ducha sin juntas por lo que la estanqueidad está completamente garantizada.

Menor altura
La facilidad de acceso es uno de los motivos que animan a mucha gente a sustituir la bañera por un plato de ducha debido a que la menor altura del plato de ducha supone una disminución muy importante de altura a la hora de acceder al espacio de ducha respecto a la altura de la bañera.
Dentro de la ventaja que supone el cambio de producto, existen gran cantidad de opciones de platos con alturas diferentes. Los platos de ducha de nuevos materiales permiten conseguir gruesos de alrededor de los 3 ó 4 centímetros con lo que en general suponen una reducción de altura a la hora de instalarlos de entre 5 y 10 centímetros respecto a otros tipos de plato.
No obstante, como en todos los casos, la altura definitiva de instalación dependerá de la capacidad para poder ahondar en el suelo a fin de ubicar el espacio necesario para el desagüe del plato de ducha, que suele rondar los 10 cm. aproximadamente.


Facilidad de limpieza

Otro de los factores importantes a la hora de disfrutar de una ducha es el mantenimiento. Los platos de nuevos materiales tienen una tolerancia a los productos de limpieza muy por encima de los del resto de platos de ducha, facilitando de esta manera enormemente las tareas de mantenimiento. La tolerancia a los diferentes agentes limpiadores depende del material usado en la fabricación de cada modelo, pero en general los niveles de resistencia a los productos son muy elevados.

Excelente relación calidad/precio

Todas las ventajas indicadas hasta el momento para este tipo de platos de ducha, podrían hacer prever la contraposición del factor precio como inconveniente.
Pero en este caso no es así. Uno de los grandes éxitos de este tipo de platos de ducha es que, a pesar de las enormes ventajas que suponen respecto a otros tipos de platos de ducha, el precio es realmente interesante. Siendo algo más costosos que los de porcelana y los acrílicos, se pueden encontrar platos realizados a medida con precios que parten de los 250 € (en función del modelo y las medidas). Teniendo en cuenta la diferencia tan considerable de calidad, la diferencia de precio es realmente pequeña y suponen una inversión mucho más que interesante.